fbpx
        

Qué ver en Milán en 3 días

Antes de hacer este viaje, nuestro primer consejo es que llegues a la ciudad con la mente abierta y sin intención de comparar Milán con otras ciudades italianas. Milán poco o nada se parece a Roma o a Florencia... es diferente, multicultural, con un estilo propio. Y, si sabes buscar en su esencia, te acabará sorprendiendo y enamorando. 
Ahora sí, vamos al punto, qué ver en Milán en 3 días para enamorarte de la ciudad... 

Te dejaremos toda la guía en este post, pero si eres de los/as que prefiere consumir el contenido en vídeo, puedes ver nuestra ruta completa en este vídeo. En él te contamos por orden nuestras visitas y te dejamos la información, historia, secretos y curiosidades de cada lugar, además de contarte de una forma más cercana nuestra propia experiencia e impresiones de la ciudad. 

Qué ver en Milán

Duomo de Milán

Empieza este itinerario por Milán, comoo no podía ser de otra manera, en la Piazza del Duomo, para visitar la famosa Catedral o Duomo de Milán.

Además de visitar su interior, te recomendamos subir a su terraza, las vistas de la ciudad, desde arriba, son únicas.  

que ver en milan en 3 dias 1

Galería Vittorio Emanuele II

Justo al lado de el Duomo de Milán se encuentra la Galería Vittorio Emanuele II. Es el centro comercial más antiguo de Italia en uso y es precioso... Además, la luz que entra por las vidrieras, especialmente al amanecer y al atardecer, es preciosa. 

En medio de la Galerría Vittorio Emanuele II encontrarás un toro de mosaico en el suelo. Cuenta la leyenda que si das tres vueltas con el talón sobre los huevos del toro y pides un deseo, regresas a Milán y el deseo se cumple. 

Y justo a la salida, encontrarás el Museo de Leonardo Da Vinci. Si eres amante del arte, es una visita obligatoria. 

que ver en milan en 3 dias 2

Piazza della Scala 

Al otro lado de la Galería Vittorio Emanuele encontrarás la Piazza della Scala.

En medio se alza una escultura de Loenardo Da Vinci. Y es que, aunque el artista nació en Florencia, vivió en Milán durante 18 años y en la ciudad dio forma a algunas de sus obras más famosas. 

En frente de la escultura de Leonardo Da Vinci se encuentra el Teatro della Scala. Es una de las óperas más famosas del mundo. Y es que, como en el caso de Leonardo Da Vinci, la ópera, aunque también nació en Florencia, Milán y concertamente el Teatro della Scala, fueron clave para su desarrollo. 

Asistir a una ópera allí debe ser una experiencia increíble. Y, como curiosidad, las mujeres deben ir vestidas de negro y los hombres con traje y corbata. Pero si quieres visitar el teatro y no quieres comprar la entrada a ningún espectáculo, puedes hacerlo reservando esta visita con guía en español.

Probar los Panzerotti 

Aunque se trata de una comida típica del sur del Italia, en Milán, muy cerca del Duomo, hay un lugar especializado en panzerotti muy famoso, se llama Panzarotti Luini. 

Los panzerotti son una especie de empanadas fritas de masa leudada rellena con salsa de tomate y mozzarella

Piazza dei Mercanti 

Si avanzas de frente desde la Plaza del Duomo, muy cerca encuentras la Piazza dei Mercanti o Plaza de los Mercantes. 

En la Edad Media esta plaza era el centro comercial y gubernamental de Milán, hoy en día se trata de un agradable y pintorezco rincón medieval que esconde un secreto... 

Allí encontrarás la Galería de los Susurros, el sistema secreto de comunicación medieval. 
La logia, que forma parte de la plaza, funciona como una galería susurrante. Y es que allí ocurre un fenómenos acústico bastante inusual que hace que, si te sitúas en un lado del arco y susurras a la pared, a pesar del ruido de la multitud, la pesona que esté al otro lado del arco, te escuche perfectamente. 

Cuenta la leyenda que los comerciantes y espías medievales y renacentistas, aprovecharon este fenómeno acústico para realizar allí sus trapiches sin ser descubiertos. 
Y también otras leyendas hablan de amantes atrapados en historias de amor prohibidas que se consolaban usando la columnata para declarse su amor. 

Castello Sforcesco

 Si avanzas desde la Piazza dei mercanti por Vía Dante, encuentras, imponente, el Castello Sforcesco.

Se trata de uno de los monumentos más representativos de Milán. Se construyó en 1368 como fortaleza. Pero desde entonces ha sufrido múltiples cambios... 

Tras su construcción como fortaleza se convirtió en un palacio ducal que quedó prácticamente destruido durante la República Ambrosiana. En 1800 Napoleón ordenó destruirlo... y de hecho se derribó parte del castillo. Durante el siglo XIX se conviritó en elemento de discordia entre milaneses, ya que unos querían recosntruirlo y otros que fuera derrivado para construir viviendas. Finalmente se decidió rehabilitarlo y se le comenzó a devolver la apariencia que tenía durante la época de los Sforza finalizando las obras en 1905. Sin embargo, llegó la Segunda Guerra Mundial y como consecuencia, de nuevo parte del castillo fue destruido

A finales del siglo XX se comezó a rehabilitar de nuevo y se construyó también la plaza del castillo con una fuente inspirada en la que ocupaba este lugar precedentemente, antes de ser destruida, en los años Sesenta, por la construcción del metro.

En 2005 se finalizaron las últimas labores de restauración y hoy en día el Castello Sforcesco alberga en su interior varios museos

castello sforzesco

Parque Sempione

Tras cruzar el Castello Sforzesco, encuentras el Parque Sempione, un enorme espacio verde de 47 hectáreas con un lago artificial que funciona commo pulmón de la ciudad. 

El parque se construyó entre 1890 y 1893 con un estilo de los jardines ingleses. 

Es un lugar muy top para hacer una parada y hacer un pequeño picnic antes de la siguiente parada...

Arco della Pace

El interior del Parque Sempione atesora, su arco triunfal, el Arco della Pace —Arco de la Paz, en castellano—.

Un arco que mandó a construir Napoleón Bonaparte, y cuyas inscripciones y grabados esconden buena parte de la historia reciente de Italia.

El emperador francés quiso levantar en 1806 en Milán este monumento con el fin de honrar sus hazañas bélicas hasta la fecha. Sin embargo, la derrota de Napoleón en la batalla de Waterloo (1815) paralizó las obras, que se retomaron más tarde, en 1826, por orden del emperador Francisco I de Austria. De esta manera, lo que comenzó siendo un monumento dedicado a la diosa romana Victoria, terminó por transformarse en un verdadero homenaje a la paz establecida entre las potencias europeas durante el célebre Congreso de Viena

Como dato curioso, Napoleón planeó colocar el carro de caballos situado en la parte superior del arco mirando a Francia, como un guió a los franceses. Pero tras su caída, los austriacos decidieron burlarse de él colocando el carro justo al revés, dando la espalda a Grancia. 

Piazza Affari y L.O.V.E. (Il ditto de Cattelan)

La Piazza Affari es el símbolo de la economía y las finanzas de Milán. En él se encuentra el Palazzo Mezzanotte, un edificio de estilo fascista que alberga hoy en día la Bolsa de Milán. Sin embargo, lo que llama la atención en esta plaza no es ningún edificio, sino una escultura: L.O.V.E. 

L.O.V.E. es el nombre la escultura que se encuentra en medio de la plaza y que representa el gesto fascista cortando los dedos de la mano. 

Su nombre, L.O.V.E., es un acrónimo de Amor, Odio, Venganza y Eternidad, aunque los milaneses prefieren llamarle simplemente «il dito» (el dedo) di Cattelan, apellido de su autor, Maurizio Cattelan.

Esta obra de Cattelan es un gesto irreverente hacia lo que representa hoy el mundo de las finanzas. Pero además nos habla del fascismo a modo de denuncia. Al cortar los dedos de una enorme mano que hace el gesto fascista precisamente apuntando al edificio de La Bolsa. 

El autor se comprometió a donar una obra a la ciudad. Pero para ello tenía una única condición, que su obra estuviera ubicada justo en el centro de la Piazza Affari. En ningún otro punto de la ciudad. 
El alcalde aceptó... Pero, lo que nadie imaginaba era la sorpresa que se llevarían al ver la obra de Cattelan. 

No es de extrañar que esta no era una obra del agrado de los señores de traje que entran cada día al edificio de La Bolsa, a los que les resulta "desagradable" y "ofensiva". 

Ante el rechazo de los inversores, se ordenó retirar la escultura de la Piazza Affari. Pero para entonces, ya los milaneses habían adoptado a L.O.V.E. como un símbolo de creatividad y libertad de expresión, por lo que crearon plataformas de recogida de firmas a favor de indultar el Dedo de Cattelan. 
Así, es como el poder de las redes e internet hicieron la fuerza necesaria para que L.O.V.E. se quedara definitivamente frente al Palazzo Mezzanotte. 

Como curiosidad, el consejero delegado de la Bolsa de Milán, ha optado por cambiarse de despacho para no tener que ver a L. O. V. E. apuntándole cada día desde la ventana.

Navigli, el barrio de los canales de Milán

Navigli, el barrio más alternativo de la ciudad. Los protagonistas, aquí, son sus canales y el barrio está a solo unas paradas de metro o media hora andando desde el centro de Milán. 

Milán no tiene mar ni río navegable, pero las mentes brillantes del pasado hicieron que se construyera una red de canales más o menos transitables con barco que en algún momento conectaba los diferentes barrios de la ciudad. Por esos canales se transportaron, por ejemplo, las piedras y mármoles que han levantado el Duomo de Milán. 

Eso sí, la construcción de los canales no fue del todo fina hasta que en el siglo XV, entra en escena un genio: Leonardo Da Vinci.

Gracias a Loenardo, los canales se convirtieron en auténticas rutas de acceso hasta el centro de Milán, conectando la ciudad con el resto del mundo hasta el siglo XIX, que entran en escena otros métodos de transporte, como ferrocarril, robándoles protagonismo y dejándolos en desuso, aunque aún se puede hacer un paseo en barco por los canales de Milán.

De toda la red de canales con la que contaba Milán, hoy solo quedan dos: Naviglio Grande y Naviglio Pavesse, que son los que componen el barrio de Navigli. 

Lo que no se ha perdido es el encanto que dan los canales a esta zona. Por el contrario, se ha ido llenando de pequeños locales, bonitos restaurantes, encantadoras tiendas de artesanía y un ambiente alternativo muy cool que lo convierten en un lugar muy top para ir a tomar algo.

navigly

SÚPER RECOMENDADO EN MILÁN 

TOUR DE LOS FANTASMAS DE MILÁN

Si tienes orportunidad y te gusta el misterio, te recomendamos hacer el Tour de los fantasmas de Milán. Se trata de un paseo nocturno por Milán en el que podrás descubrir algunas de sus historias y personajes más oscuros, como la monja asesina de Milán, el fantasma de una viuda alrededor del Duomo y La Mansión del Diablo, entre muchas otras historias que se esconden en diferentes zonas de la ciudad. 

TARJETA MILÁN PASS

Si eres de los/as que le gusta entrara a cada museo o atracción, la tarjeta Milán Pass te permitirá a ahorrar mucho dinero, ya que te permite la entrada gratuita a numerosos museos de la ciudad y el uso ilimitado del transporte público.

Aquí te dejamos todas las actividades y excursiones que puedes hacer en Milán

Te ayudamos a ahorrar en tu viaje

Aquí te dejamos una lista de enlaces de interés y con descuentos que te ayudarán a organizar y ahorrar en tu viaje: 

Vuelos ¿Aún sin vuelos? Consigue los mejores precios 
Alojamiento Consigue las mejores ofertas en alojamiento 
Traslados Traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto
actividades y excursiones Lasmejores actividades
alquiler de coches Las mejores ofertas en alquiler de coches
Seguro de viajes Viaja seguro: DESCUENTO del 5% en tu seguro de viaje


¿Te ha gustado este artículo?
Suscríbete a la newsletter para que no te pierdas las próximas publicaciones.

Términos y Condiciones

No te pierdas ninguna experiencia

Términos y Condiciones

Prometemos no hacer spam.
En cualquier momento podrás darte de baja.

Nuestro último Vlog en Youtube

Hace algún tiempo, el Diario El Mundo, eligió el Charco La Laja, en el norte de nuestra isla, como el mejor charco o piscina natural de España. Preguntamos por Instagram y nos sorprendió que la mayoría de nuestros seguidores no lo conocía. Así que en este vídeo, te enseñamos esta maravilla...

 
×

collar tenerife islanders